Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

domingo, 21 de agosto de 2016

"Un enigma llamado Cardenio". Entrevista con el escritor argentino CARLOS GAMERRO (I Parte)

El genio de William Shakespeare brindó notables obras de la dramaturgia tales como: El Rey Lear, El Mercader de Venecia, Hamlet, Macbeth, Otelo y la singular Romeo y Julieta, entre muchas más. Lo que poca gente sabe es que existió una obra titulada Cardenio, escrita por Shakespeare y John Fletcher, que ha desaparecido. Eso, por sí solo, ya sería un asunto sugerente. No obstante, la curiosidad se agudiza aún más porque Cardenio es un homenaje de Shakespeare y Fletcher al inmortal escritor español Miguel de Cervantes, puesto que la narrativa original del personaje cervantino aparece retratada entre los capítulos XXVII-XXIX de la Primera parte del Quijote (1605). 


Con el objetivo de arrojar luz sobre un tema tan misterioso, Correveidile entrevistó al talentoso escritor argentino Carlos Gamerro, reconocido especialista en la vida y obra de Shakespeare. La admiración de Gamerro es tanta que, durante siete años de su vida, se dedicó a escribir una novela titulada Cardenio (2016), donde presenta una crónica pintoresca basada en este episodio cervantino y realiza alusiones a la obra perdida.

A continuación, se presenta la charla pormenorizada y altamente esclarecedora sobre la obra perdida de Shakespeare y el fascinante universo que la envuelve, según el testimonio del propio Carlos Gamerro:

Pregunta: Los locos son personajes recurrentes ya sea en Cervantes, ya sea en Shakespeare. Cardenio es la historia de un loco dentro de la historia de otro loco, El Quijote. La elección de Cardenio, como homenaje a Cervantes, ¿cree que fue una actitud “lógica” por parte de Shakespeare?


Carlos Gamerro: Se sabe muy poco sobre la obra de Shakespeare porque es una obra que se perdió. Sabemos, sobre todo, las circunstancias en las que fue escrita. Cardenio es una de las obras que escribe Shakespeare al final de su carrera, después de La Tempestad que es su última gran obra, y la escribe con un joven dramaturgo, llamado John Fletcher. Como en la obra de Fletcher hay referencias al Quijote anteriores, y en la obra de Shakespeare no, yo supuse -y para mi novela Cardenio sigo esa idea- que es Fletcher el que elige esta historia de Cardenio y Luscinda y convence a Shakespeare a escribirla juntos. 

Claro hay elementos, por ejemplo, que pueden verse como similares en el personaje de Cardenio y Hamlet, este tema de la vacilación, de la locura y también la vacilación del no saber cómo actuar. De hecho, en mi novela en un momento Shakespeare está como harto del personaje de Cardenio y dice: “Bueno, es un vacilante y pusilánime cobarde”. Y Fletcher le dice: “Sí, igual que tu Shakespeare”. Y este le responde: “No, no, mi Shakespeare es un vacilante valiente. No es lo mismo”.

P: El Cardenio de Cervantes presenta personajes de gran densidad dramática, especialmente Dorotea, que se muestra como una mujer determinada, avanzada a su tiempo, una antítesis de las heroínas romantizadas. Por otro lado, la versión inglesa tiene un poco más de sutileza. En pocas palabras, Cervantes escribió Cardenio como una novela y Shakespeare/Fletcher probablemente la concibieron como una comedia. Como lector y conocedor de ambas, ¿a qué cree que se debe esa dualidad? 

CG: Es indudable que en ambos autores, Cervantes y Shakespeare, hay una línea de mujeres fuertes, decididas, que toman su destino en sus manos, sin llegar necesariamente a revelarse. Pero bueno, la pastora Marcela, por ejemplo, en los primeros capítulos del Quijote es un ejemplo muy notable y podemos encontrar paralelos en Shakespeare en mujeres como Rosalinda, en As you like it (Como gustéis), o en Porcia, en El mercader de Venecia. Y muchas veces es casi un cliché que esas mujeres se visten de hombres para poder salir de esta condición de encierro que vivían las mujeres. Sucede con Dorotea, sucede con Rosalinda y Porcia y algunos personajes más de Shakespeare.

Boudica pintada por Dashinvaine
Por otra parte, como es el protagonista de mi novela Fletcher, trato de destacar sus posturas políticas que eran muy interesantes y que hoy en día son muy modernas. Creo que era el más feminista de todos los autores dramáticos de su tiempo. Incluso tiene una obra muy interesante, no es tan buena dramáticamente, que se llama The tamer tamed (El domador domado), que es una revisión de La fierecilla domada de Shakespeare. Es una obra muy criticada porque presenta la sumisión de la mujer como algo positivo. Y en la obra de Fletcher, el personaje de Shakespeare, Petruchio, su primera mujer muere quizás debido a sus malos tratos, y él se casa de nuevo y, esta vez, en la obra de Fletcher, la nueva mujer, María, domina al marido, hay una inversión de valores. Debe ser también ahí donde confluyen no solo las mujeres fuertes de Cervantes, las mujeres fuertes de Shakespeare, sino también las mujeres fuertes de Fletcher. Fletcher escribió también una tragedia sobre la reina guerrera británica Boudica, que resistió a la invasión romana. 

P: A ciencia cierta, John Fletcher era fluyente en español. ¿Qué nos puede decir acerca del co-autor de Cardenio

Francis Beaumont
Lo que sabemos de Fletcher es que hay una leyenda, que es uno de los puntos de partida para mi novela, que es que Fletcher escribió todas sus obras, digamos de juventud, con otro dramaturgo, también joven como él, Francis Beaumont. De hecho, las obras se conocen como las obras de Beaumont y Fletcher, y la leyenda dice que escribían juntos, vivían juntos, compartían los vestidos y la mujer, y que cuando se rompe esta sociedad, cuando Beaumont se va para casarse con una heredera, es cuando Fletcher empieza a escribir con Shakespeare. Y esta mujer, de la cual sabemos poco, sabemos que se llamaba Joan, que la admiraba mucho y que, al parecer, se quedó con Fletcher cuando Beaumont se va.


John Fletcher
Yo imagino, de alguna manera en mi novela nuevamente, que era una mujer muy inteligente, quizás recuerda un poco una breve biografía imaginaria que escribió Virginia Wolf sobre la hermana de Shakespeare para explicar por qué no había mujeres escritoras en aquella época. Dice, bueno, imaginemos que Shakespeare tenía una hermana tan talentosa como él. Ya de entrada, difícilmente, le hubieran enseñado a leer y a escribir. Si hubiera conseguido aprender a leer y a escribir, ¿qué hubiera podido hacer si no se casaba? ¿Irse a Londres para trabajar de actor? Las mujeres no podían actuar, lo tenían prohibido por ley. Entonces, esta historia, de un poco la idea del personaje de Joan, la trasladé a alguien que también colabora escribiendo las obras con Beaumont y Fletcher, pero que no será reconocida por la posteridad porque era mujer. 

P: ¿Hay evidencias de que la vida personal de Cervantes, Shakespeare y Fletcher hayan influido la composición de personajes femeninos fuertes?

Anne Hathaway
CG: De Shakespeare sabemos tan poco, se discute tanto la relación de Shakespeare con su mujer. James Joyce construye una biografía, hasta cierto punto imaginaria, de Shakespeare, en su Ulises en el capítulo noveno. Y ahí propone que Shakespeare fue prácticamente violado por Anne Hathaway de joven, es verdad que ella era ocho años mayor, que se quedó embarazada y que Shakespeare tuvo que casarse “de apuro”, como decimos, y por eso no pudo estudiar en la Universidad, o sea, porque un hombre con hijos ya tenía muchas dificultades para eso. Y supone que Shakespeare fue a Londres huyendo de su esposa, pero todos los que intentan explicar las obras de Shakespeare por la vida de Shakespeare se encuentran con el gran problema de que es una vida bastante común, comparada con la de Cervantes, por ejemplo. 

Yo siempre digo que Cervantes tiene una vida muy aventurera y, cuando escribe su novela más famosa, su héroe es un señor mayor que nunca ha salido de la biblioteca, es decir, se invierte esa relación habitual que pensamos entre un autor, un escritor sedentario de vida tranquila y que imagina aventuras. Cervantes vivía las aventuras y después imagina un hombre muy gris, de vida casi sin episodios, hasta que decide convertirse en Don QuijoteEn cambio, Shakespeare parecer ser al revés. En su vida, es una vida de bastantes pocos acontecimientos. Muchos, como Freud, que se han frustrado por intentar explicar las obras de Shakespeare a partir de la vida de Shakespeare, decidieron que Shakespeare no escribió las obras de Shakespeare. Freud se unió a ese grupo -para mí- de delirantes que quiere probar que Shakespeare no existió. Otros ya apuntan a Fletcher como autor.


Entrevista realizada por 
Pepe Cocodrilo & La Duquesa

3 comentarios:

  1. Excelente entrevista, estoy deseando leer la segunda parte... !!Qué capacidad de invención con "Cardenio" tuvo Carlos Gamerro!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Excelente entrevista!! Me encantó poder estar presente y conocer de primera mano sus impresiones. Carlos Gamerro, además, destacó la preparación del equipo que lo entrevistó, así que felicidades por ese destaque a los valientes que hicieron la entrevista. Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Queridas Alma y Marta.

    Carlos Gamerro es un verdadero caballero. Distnto y simpático, explanó con mucha categoría todos los meandros de una época de escritores geniales, la cual reverbera hasta hoy.

    Gracias por vuestra visita.

    Beso cariñoso

    ResponderEliminar