Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

miércoles, 26 de julio de 2017

6. TEO, artista de la exposición "Las caras de Cervantes"

Por: María Teodora Rodríguez Monzú Freire

Nombre artístico: Teo

1. Fotomontaje seleccionado para la Exposición "Las caras de Cervantes" y que lleva por título: “Cervantes, el inmortal”
Cervantes, el inmortal


Cuando leí la Convocatoria para participar en la Exposición Las caras de Cervantes, sentí una congoja muy grande porque pensé que sería un reto imposible de vencer. Pero, gracias al espíritu idealista de don Quijote, me armé de coraje y empecé a trabajar.

El photoshop para mí es una herramienta nueva que me presentó el profesor Sylvio Sylok, en un curso en el MAC-Brasil (Museo de Arte Contemporáneo) el año pasado. Busqué ayuda en una escuela especial llamada “Interatividade cursos” y allí fui descubriendo cada recurso del photoshop. Filtros, camadas, recortar, borrar y millones de posibilidades que me hicieron sentir una pobre señora luchando con el verdadero gigante Briareo, que tiene 50 cabezas y más de 100 brazos… Poco a poco lo fui dominando y nos hicimos amigos.
Realmente, desde la presentación del esbozo a finales de febrero hasta la entrega del trabajo final, a finales de abril, viví toda una odisea.

Elegí algunos detalles del cuadro para explicar mi fotomontaje. El pelo de Cervantes está formado por el planeta Tierra y el mapa de España, ya que Cervantes fue un hombre inquieto y aventurero que quiso conocer el mundo e incluso venir a América. La oreja visible es la imagen del joven Cervantes que dicta al oído del mayor las aventuras y desventuras de su vida.

Su traje está confeccionado con telas estampadas que nos recuerdan las hazañas más significativas de su vida. La gola son los muchos molinos de viento, con los que tuvo que luchar cuando se transformaban en gigantes perversos: las prisiones, las calumnias, la falta de dinero...

Observando el cuadro con más detalle, el espectador reconoce que la tela del lado derecho está estampada con la Ruta del Quijote, que inmortalizó a Cervantes, y del lado izquierdo, la tela es más oscura y apenas se pueden ver los horrores de la Batalla de Lepanto. En los botones están grabadas las imágenes de los personajes más emblemáticos creados por Cervantes: Dulcinea del Toboso, don Quijote y Sancho Panza. El tatuaje que adorna su frente es el Ojo de Horus, un símbolo proveniente del antiguo Egipto que simboliza la fuerza, el poder, el coraje y la clarividencia que se puede encontrar en ese hombre genial.

Finalmente, cuentan los historiadores que Cervantes usaba anteojos para leer y al tener que elegir unos, preferí los redondos de cristales verdes, que no esconden la mirada penetrante e iluminada de ese espíritu inmortal. Y también recuerdan al activista y apasionado John Lennon de Los Beatles. Para mi sorpresa, el reportero de El País, Brasil lo asoció al famoso “Lampião nordestino”, que también usaba unas gafas parecidas.

Terminando la composición, el color de fondo solo podía ser el rojo intenso, el color visceral de España. Un detalle especial que quise resaltar aparece en el juego de palabras: al unir mi nombre artístico, Teo, al de don Quijote nació un nuevo personaje QUIJOTEO; quizás una loca profesora jubilada que se lanza a revivir las aventuras quijotescas…


Cervantes, el héroe universal
2. Fotomontaje: “Cervantes, el héroe universal”

¡Es mi héroe! ¿Quién es? ¡Claro! Mi querido Miguel. Pero para no confundirlo con otros tantos Migueles, he tenido que llamarlo por su nombre más conocido.

Cuando presenté mi fotomontaje para participar de la selección que elegiría “Las caras de Cervantes”, ya me había enamorado de él. Por eso, decidí crear otro trabajo haciendo que Cervantes fuera un joven Superman: inquieto, valeroso, osado, inteligente, defensor y luchador de y por la libertad, romántico, sensual, guapo y carismático. Yo sería su eterna Dulcinea y le seguiría por todas partes.

Bueno, para quien conquistó una Estrella en el Universo, eso es poca cosa… ¿No lo sabíais? Vaya, os indico su página web e investigáis: www.estrellacervantes.es puesto que la historia es larga y muy interesante. 

Ahora os cuento algunos detalles que quise señalar al componer este segundo fotomontaje. En primer lugar, mi héroe está parado en el centro del Universo, que es de un color azul intenso, como fueron su amor por la vida y por sus ideales. Con sus fuertes y grandes manos de guerrero y batallador abre su pecho y descubre su auténtica identidad; la de un ser alucinado por la libertad y el amor eterno; nuestro conocido Don Quijote de la Mancha, el loco más sabio que todos los sanos del Mundo…


Cervantes, un espíritu iluminado
3. Fotomontaje: “Cervantes, un espíritu iluminado”

La ampolleta, a la izquierda del cuadro, marca los cuatro siglos de Historia que han transcurrido desde el fallecimiento de Cervantes, en este planeta Tierra, hasta nuestros días.

La cara de Cervantes se transmuta en las tres máscaras teatrales; la comedia, la tragedia y la tragicomedia, géneros que componen sus obras. Esas máscaras están iluminadas por la luz, no de una sencilla vela, pero por la luz de la inteligencia, de la osadía y de la perspicacia que lo transformaron en un espíritu iluminado. Dicen “las buenas lenguas” que tener sangre azul es de gente noble y poderosa… ¡Claro que sí! Por eso, la tinta azul que empapa su mano y se escurre hacia el tintero le permitió escribir sus Grandes obras.

Bueno, creo que no hace falta explicar por qué elegí el rojo para el color de la pluma, a buen entendedor media imagen basta…


 ¡La mar de molinos!
4. Fotomontaje: “¡La mar de molinos!”

Cuando releí el capítulo VIII, el más famoso de la novela Don Quijote de la Mancha, el de la aventura de los Molinos de viento, me fijé en un dato que se me había pasado desapercibido en otras lecturas, la cantidad de molinos. Dice Cervantes: “En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo…”. Caramba, exclamé: ¡La mar de molinos! Y con esta metáfora lingüística idealicé este fotomontaje.

Me pareció fantástico que, nuestros queridos personajes, don Quijote y Sancho Panza pudieran “navealgar” (= navegar, cabalgar y luchar) contra la mar de molinos gigantes… ¿Qué pensaría el gran escritor de mi juego de palabras? Espero que por lo menos se ría…


Cervantes reviviendo sus aventuras

5. Fotomontaje: “Cervantes reviviendo sus aventuras”
Yo todavía no he escrito mis andanzas y no sé si lo haré. Me imagino que debe ser una experiencia inusitada poder revivir nuestra vida en un libro. Así que, con esa idea, creé “Cervantes reviviendo sus aventuras”. No pude dejar de colocar, al fondo del cuadro, las grandes aspas de los molinos de viento y recordar el dorado e inspirador crepúsculo de La Mancha.
La foto de Cervantes la capturé entre mis búsquedas incesantes por descubrir algo nuevo. La encontré como un gran muñeco que salió en la Escuela de Samba Ilha do Governador, de Rio de Janeiro del Carnaval del año 2010. Me encantó la creatividad de esa Escuela de samba, que aprovechó la historia de don Quijote para hacer una crítica a las sociedades que se dejan llevar por la ganancia.
Algunos filtros especiales del photoshop me ayudaron a recrear la cara de Cervantes, como él mismo la describe: “de rosto aguileño, (…) de alegres ojos y de nariz corva…”. Se ve reflejado en la frente de Cervantes lo que lee en su novela o ¿será mejor decir que lo que está en su mente traspasa al libro que lee?
La imagen de don Quijote, diseñada por letras, quiere saltar de entre las páginas del libro para vivir nuevas aventuras, pero Cervantes, con su buena y sana mano, lo sujeta con tesón.  

Rumbo a la QUIJOTELANDIA

6. Fotomontaje: "Rumbo a la QUIJOTELANDIA"

Este fotomontaje me costó, por decirlo en tono de refrán, los dos ojos de la cara… Casi me gasté un frasco de colirio. A partir de la foto informativa que indica el camino para llegar al Campo de Criptana y a la Casa de Dulcinea, me imaginé que ese local podría ser el puesto de INFOTUR DE LA QUIJOTELANDIA. Creo que voy a patentar la idea…

Recortar, quitar, limpiar, transformar, deformar, pintar, reconstruir fue un largo y minucioso trabajo. Pero, al final, valió la pena al ver la alegría de don Quijote, Sancho Panza y Rocinante como llegaban eufóricos a la Oficina de Turismo para comunicarle a Dulcinea, responsable de las informaciones, que se abrirían las puertas de QUIJOTELANDIA, muy pronto. En breve, informaremos sobre la marcha de las obras. Y colorín colorado esta Odisea se ha acabado.
Mis agradecimientos eternos a TODOS los que hicieron posible esta Gran Aventura.
Principalmente al Instituto Cervantes de São Paulo, a la profesora Marta Pérez Rodríguez, curadora e idealizadora de la exposición “Las Caras de Cervantes” y a mi profesor de photoshop, Robson Toro, de Interatividade Cursos, que con paciencia me ayudó a vencer los retos de esa herramienta del siglo XXI, para hacer Arte.
¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
Teo



Sobre María Teodora Rodríguez Monzú Freire, nombre artístico: Teo

Nací en León, España, en diciembre de 1949, soy sagitariana, lo que ya define un poco mi carácter. Con menos de 5 años, mis padres vinieron a vivir Brasil y, a partir de entonces, me hice brasileña con alma española. Estudié Filología en la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de São Paulo. Al terminar la Facultad, en 1974, conseguí una beca de estudios y me fui a España. Conocí varias Universidades españolas haciendo cursos de especialización en Lengua, Literatura y cultura españolas.

Volví a Brasil en 1981 y, a lo largo de 30 años, ejercí mi profesión de profesora de lengua española, con mucho tesón. También me casé y ahora soy abuela de una linda niña de 3 años. Al jubilarme, en 2011, empecé a pintar, a hacer mosaico, escultura, todo lo que no pude hacer durante mi vida laboral. Para mi sorpresa, en 2015, presenté una acuarela en el concurso de la Marina de Brasil y fui galardonada con la medalla de bronce. Ya expuse en varias galerías de arte de la Asociación de los Funcionarios Públicos, durante estos años.

En 2016, hice un curso en el Museo de Arte Contemporánea (MAC) de São Paulo y con el profesor Sylvio Sylok aprendí a manejar una nueva tecnología para hacer arte digital. Estudio en la Escuela Interatividade Cursos, donde el profesor Robson Toro va enseñándome a descubrir los muchísimos recursos del photoshop. A inicios de 2017, tuve el coraje de presentarme a la selección de “Las Caras de Cervantes” y conseguí que uno de mis fotomontajes fuera elegido. Estoy y soy muy feliz con mi trayectoria de vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario