Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

martes, 16 de enero de 2018

"La triple A maldita de la mujer emprendedora/directiva" por Rosa Salvador (Coach de Vida)

Mujer emprendedora / directiva / empresaria / profesional liberal, etc., puedes nombrarla como más te identifiques, es aquella que se encuentra con las dificultades propias de ser mujer, además de la conciliación y exigencias de ser una superwoman. Y ante tanta presión es difícil, muy difícil ser mujer emprendedora / directiva. 


(…) 

Como sabes, siempre procuro buscar un título que haga de introducción al tema y este me parece muy elocuente. Si buscas en el Sr. Google Triple A te sale en destacado literalmente: “Triple A, Definiciones en la Web. La Alianza Anticomunista Argentina, conocida como Triple A, fue un grupo paramilitar y terrorista de extrema derecha de la Argentina, asesinó a artistas, intelectuales, guerrilleros, políticos de izquierda, estudiantes, historiadores y sindicalistas, además de utilizar como métodos las amenazas,…”


Así pues, me viene como anillo al dedo. Te voy a contar la triple A de la mujer emprendedora / directiva que yo he detectado. 

¿Qué antepone la mujer emprendedora?

Anteponer. Mis clientas anteponen, ¿qué?... Te preguntarás. Pues todo lo relacionado con el bienestar y la entrega a los suyos: pareja, hij@s, padres, amigos… Por ser mujeres emprendedoras distribuyen su tiempo y sus energías en función de estos. Por eso no es extraño ver a mujeres brillantes con plena dedicación a su profesión hasta que deciden formar una familia, sea con hij@s o sin ellos. Aquí su carrera pasa a convertirse de brillante a muy buena o apenas buena, en muchos casos. 

¿Cuál es la ambición de la mujer emprendedora?

Siempre generalizando, con todo lo que ello conlleva, te confesaré que he detectado que muchas mujeres emprendedoras no son ambiciosas profesionalmente. Tienen que demostrar y/o demostrarse que valen, que pueden hacerlo y, cuando logran lo que desean, ya están satisfechas consigo mismas. Les pueden las presiones externas aparentemente, pero no menoscaban sus creencias ni valores. Su ambición está alcanzada como mujer emprendedora, no quieren ya demostrar nada a nadie, están seguras de su valía y ya tienen bastante, cubren sus necesidades económicas en muchos casos sin desear más, se sienten bien remuneradas y ahí cesa su ambición. Personalmente no conozco a mujeres que quieran más y más, pero en cambio sí conozco a hombres así. 

¿Cómo es la mujer emprendedora con sus amigas?

Sin duda, es verdad que las mujeres tenemos habilidades diferentes a la de los hombres: somos más empáticas, mejores en la comunicación, estableciendo vínculos y más sociales o tribales, como prefieras, entre otras cosas. Esto, a la vez, juega en contra nuestra. En las medianas y pequeñas empresas creamos el amiguismo, necesitamos “ser amigas de”, nos cuesta entender que una socia o una colaboradora no tiene que ser, necesariamente, nuestra amiga y que, al producirse rupturas, esto pasa factura como mujer emprendedora. 

Hasta aquí mi exposición sobre mujer emprendedora. Tal vez estés de acuerdo con ella o no, pero en cualquier caso quiero llevarte a una reflexión: 

¿Qué hace que la mujer emprendedora actúe así?

Pues, mayoritariamente, una cuestión cultural. Aunque estemos en el Siglo XXI, nuestras creencias nos han sido dadas con cada biberón, con cada comentario, con cada consejo y nosotras nos las hemos bebido tragándonoslas enteras, hasta que han formado parte de nosotras mismas. Fijaos que todavía hablamos de “conciliación” “parejas/maridos que ayudan en la casa o con los hijos”, “tengo que hacer la lista de la compra o en mi casa no come nadie”. Nos encargamos de la logística de la familia en la gran mayoría de los casos. Es más: ¿Conoces a alguna mujer que no sepa poner una lavadora en su casa? ¿Y a algún hombre? 

Ahora observa que muy pocas grandes empresas tienen a fundadoras o grandes directivas mujeres, no se ve mucho a la mujer emprendedora. Es cierto que entrar en un mundo “masculino” cuesta, que se nos exige más, que hemos de demostrar más, pero también debemos admitir que nuestras prioridades son distintas, por elección consciente o no, y está bien y que también está bien tenerlo presente. 


Hasta aquí mi post, que quiero que entiendas que escribo ante todo como MUJER. Y ahora deseo preguntarte:

¿Te identificas con algunos de los comportamientos
de la Triple A maldita?

¿Son comportamientos deseados?

¿Hay algo que desees cambiar de ellos?

Rosa Salvador
Coach de Vida


Si estas preguntas han removido algo dentro de ti, puedes contactar con Rosa Salvador Life Coach. Aunque también puedes conocerla y descubrir más cosas sobre su trabajo a través de su canal de Youtube.

(Agradecemos a la autora la cesión de este material que hemos adaptado para este blog) 


Rosa Salvador es Emprendedora, Life Coach, Formadora, Mentora de Autónomos, Emprendedores, Pymes y Profesionales Liberales. Se define como Coach de Vida y de Proyectos. Experta en Coaching y Life Management. Graduada en Co-Active Coach Program por The Coaches Training Institute. Certificada como CPCC por The Coaches Training Institute. Acreditada ACC por ICF Global. Formada en Inteligencia Emocional y también en Introductorio de PNL en el Instituto Gestalt. Está siempre en constante formación para poder aportar cada vez más valor a sus clientes.